El quinto domina las preferencias de nuestr@s seguidor@s!!

17 Oct

Ya tenemos los resultados de la anterior encuesta y la conclusión es clara: el quinto de cerveza es la bebida perfecta para acompañar la tapa según el 57,14% de las respuestas obtenidas. Así, más de la mitad de l@s lector@s de nuestro blog que han decidido dejar su opinión optan por la botella de 20cl de bebida de cebada frente a otras posibilidades como el tercio, la caña o la copa de vino.

¿Tradición? ¿Facilidad para ser bebido antes de que caliente? ¿Placer y gozo de verlos formar colmenas sobre la mesa mientras continuamos pidiendo más y más? Los motivos pueden ser múltiples. Lo que parece evidente es que al quinto le queda larga vida junto a la tapa… ¡Por algo este blog se llama “Quinto y Tapa”!

Las siguientes opciones que ofrecía la encuesta obtuvieron menor apoyo. El 28,57% de las respuestas eligieron el tercio, tal vez porque piensan que el tamaño sí importa. Sorprende que la caña de cerveza, algo tan español, haya quedado en tercer lugar con un 14,29%, pero el pueblo es inteligente y por alguna razón será…. Por último, el vino no obtuvo ningún voto: nadie consideró que esta bebida fuera la mejor opción con la que regar nuestros estómagos mientras disfrutamos de ricas y grasientas tapas.

Dentro de poco nuevas actualizaciones y los resultados de la siguiente encuesta!!!

Saludos cerveceros!!

Quinto y Tapa

Anuncios

Antes de salir de fiesta, ¿unos quintos en La Sonieta?

18 Jul

¡Aquí mandan ellas!

Local: La Sonieta

Dónde: Calle Juez Ángel Querol, 8 (Torrent)

Cuándo: Sábado 10 de julio de 2010

Hora: 22.00

Terraza:

Cerveza: Estrella Damm

Precio: 8 quintos (9) + ración de champiñón (4) + ración huevos rotos (5) = 18 € / quinto + tapa = 1,5 €

Paladares sedientos: Quinto y Tapa

La Sonieta es un acogedor local quinto y tapa, capitaneado por mujeres, que abrió sus puertas a comienzos de año y que, poco a poco, ha ido ganándose la confianza de más y más fieles. La apuesta, en medio de la crisis, debía diferenciarse y así fue: las opciones que nos ofrece este local para acompañar nuestras cervezas son muy variadas. Una de las más imaginativas es el llamado “cubo de quintos”, al que dedicaremos un post en exclusiva próximamente, aunque también son dignos de mención sus sabrosos montadotes con quinto. Sin embargo, para darla a conocer en nuestro blog, quisimos ponerla a prueba con nuestro protocolo de actuación tradicional: quinto más tapa + quinto más tapa + quinto más tapa + quinto más tapa… Hasta quedar content@s!

La cerveza llega, te la abres tú, porque de cada mesita del local pende un abridor para que cada cliente vaya retirando por sí mismo las chapas que le separan de su ansiada cerveza. Este detalle lo entenderéis mucho mejor cuando abordemos la filosofía del cubo de quintos. En esta ocasión, unos choricitos como los de la foto superior nos acompañaron durante los primeros tragos que inauguraron nuestra cena de sábado. Son diminutos, ciertamente, pero bien sabrosos y ese caldito que los acompaña les permite mantener un aspecto jugoso que los hace bien apetecibles para ir abriendo el apetito.

Con la segunda ronda de quintos llegó una “tapa comodín”: tortilla española. Es la típica que te comes pero que no marca la diferencia porque, antes o después, te la terminan poniendo en la mayoría de sitios. Estuvo rica, aunque echamos de menos un toque de mayonesa o similar que la hiciera más cremosa. Tal vez teníamos aún muy fresco el recuerdo de la tortilla de El Zaguán

El tercer quinto tardó en llegar porque lo pedimos a la vez que un par de raciones que nos habían llamado la atención de entre las numerosas opciones que aparecen en la carta: champiñones y huevos rotos. Los primeros, de bote, pero los huevos… riquísimos: con su yemita hecha al punto perfecto y su jamóncito a la plancha solicitando ser devorado con auténtica gula, como podéis comprobar en la foto.

Pero, como os decíamos, el tercero tardó algo más que los dos primeros en llegar. Cuando lo hizo, lo hizo viudo: sin tapa. No llegaba, no llegaba… pensábamos que tal vez no salían más, así que nos concentramos en nuestras dos raciones y en acompañarlas con las terceras cervezas hasta que, evidentemente, nos hizo falta pedir la cuarta ronda, estrictamente indispensable para poder terminar con el reto digestivo de los huevos rotos. Los cuartos quintos llegaron al instante y, ahora sí, con tapa!! Y esta sí que nos sorprendió gratamente: un cuenquecito de salmorejo que no tenía nada que envidiar al que puedes probar por las calles que rodean la Mezquita de Córdoba. En fin, esto demostraba la segunda hipótesis: la no-tapa de los terceros se debió a un olvido. Esto, que pensamos que bajaría mucho la calificación de la cena, no resultó ser un handicap muy grave cuando solicitamos la cuenta. Sólo nos contabilizaron tres rondas, de manera que las terceras cervezas no-tapa no nos costaron un céntimo.

Ahí marcamos el punto y final de la cena. Volveremos para hablaros, como hemos prometido, de los cubos y los montadotes.

Dos apuntes antes de terminar: Sonia es la chica rubia, aunque en principio puedas pensar que es la morena. Y el segundo, del mismo modo que La Tasca, La Sonieta también cuenta con grupo propio en Facebook, esta vez dirigido por la misma propietaria del local, que intenta dinamizar con frecuencia sus contenidos actualizándolo con anuncios sobre novedades y actos que tienen lugar en su bar.

Yendo a La Tasca, la semi no se nos atasca!

10 Jul

¡Hoy, todo un clásico!

Local: La Tasca

Dónde: Calle Padre Méndez, 67 (Torrent)

Cuándo: Miércoles 7 de julio de 2010

Hora: 20.00

Terraza:

Cerveza: Aguila AMSTEL

Precio: 10 quintos (14,50) + media de patatas (3) = 17,50 € / quinto + tapa =1,45 €

Paladares sedientos: Quinto y Tapa

Aunque son muchos los locales que empiezan a apostar por el quinto y tapa en Torrent, no podemos olvidarnos de la mítica Tasca, la pionera en traer hasta aquí esta gran tradición. Tal vez, sus tapas no sean las más extravagantes, ni las más refinadas, ni las más grandes, pero apuestan por tapas de toda la vida, ricas en colesterol y que siempre saben bien. En el último año, han introducido algunas tapas nuevas algo más elaboradas, puede que por la creciente competencia que empiezan a tener.

Quinto y Tapa no podíamos disfrutar de la semifinal en cualquier lugar, así que apostamos por lo más conocido y seguro. El local estaba hasta los topes y sacaron una televisión a la terraza para que nadie se quedara sin poder ver el partido. El ambiente estaba muy agitado y l@s camarer@s no tuvieron tiempo de parar en ningún momento.

El primer quinto no se hizo esperar y la primera tapa no podía ser otra que la grasienta y sabrosa panceta. Una rica forma de empezar a amortiguar la cerveza en el estómago y, también, de que entrara más sed para pedir el siguiente quinto lo más rápido posible. Después, llegó una de las tapas más típicas de La Tasca: huevo de codorniz con una mini hamburguesa. Las siguientes tapas fueron: mini bocadillo de lomo, lechuga y mayonesa, alitas de pollo y, por último, tapa de bacon con queso.

El servicio de las rondas fue ralentizándose progresivamente (de hecho, tuvimos que pedir una ronda dos veces porque se olvidaron de nosotr@s). Además, había tanta gente que teníamos que aprovechar que la camarera entrara a traer algo para pedir la siguiente aunque no hubiéramos terminado. Aún así, el tiempo de espera no fue excesivo teniendo en cuenta la aglomeración y que se trataba de un día tan especial como éste, en el que toda la gente estaba algo más que eufórica.

Para terminar de llenar el estómago y quedarnos bien saciad@s, pedimos un plato de patatas cuya receta desconocemos pero que siempre nos encantan. ¿Están fritas? ¿Asadas? ¿Primero las hierven y después las fríen? ¿Las asan pero con mucho aceite? ¿Las fríen y las asan? No lo sabemos, pero si os pasáis por ahí, os recomendamos que las pidáis.

El griterío seguía subiendo y, por fin, España marcó gol. Entre un subidón de sentimiento patrio, Quinto y Tapa nos fuimos a dormir con el estómago bien lleno.

L@s fieles visitantes de la Tasca, que son much@s, decidieron rendirle homenaje reuniéndose en un grupo que cada día suma a más seguidor@s en Facebook.

Viviendo los cuartos bebiendo unos tercios

7 Jul

Seguimos pasando revista a locales torrentinos!!

Local: Cervecería El Zaguán

Dónde: Calle El Marquesat, 16 (Torrent)

Cuándo: Sábado 3 de julio de 2010

Hora: 20.00

Terraza:

Cerveza: Cruzcampo

Precio: 10 tercios (15,30) + bravas (3,5) + bocadillo de ternera (4,5) = 23,30 € / tercio + tapa =1,53 €

Paladares sedientos: Quinto y Tapa

Después de la experiencia de la semana anterior, Quinto y Tapa decidimos ver a España en los cuartos mientras nos refrescábamos con unas cervecitas en El Zaguán, un local que ya conocíamos desde hace bastante tiempo y que siempre nos ha sorprendido por la gran calidad de sus tapas.

Fue imprescindible reservar mesa previamente para gozar en una de las mesas de la terraza del partidazo que iba a dar nuestra selección. Allí el tema va a tercios así que fuimos disfrutando de los pases de “la Roja” mientras íbamos sumando uno detrás de otro. En total, cayeron cinco porque Quinto y Tapa sudamos mucho sufriendo con nuestros jugadores y, todo ese líquido, era necesario reponerlo urgentemente.

El servicio fue muy rápido inicialmente, aunque hay que reconocer que, según el partido iba finalizando y muchas de las mesas comenzaban a pedir bocadillos para cenar, la atención se ralentizó algo. En todo caso, el hecho de que dispusieran de una nevera en la misma terraza, junto a la puerta de la cervecería, ayudaba mucho a agilizar la llegada de nuevos tercios.

Las tapas, como suele ser habitual allí, muy ricas:

1ª: mini bocadillo de atún con queso, cebolla y maíz

2ª: flautas rellenas de revuelto con jamón serrano

3ª: montadote de jamón a la catalana

4ª: pincho de tortilla con un toque de mayonesa

5ª: Zas! La cagada: igual que la 4ª. Les excusa parcialmente el hecho de que, siendo las horas que eran ya, sobre las 23.15-23.30h, la camarera nos advirtió de que quizá no salieran ya nuevas tapas al estar la cocina centrada totalmente en las cenas…

Quinto y Tapa también decidimos completar estas tapitas con una plato de bravas (realmente riquísimas y abundantes) y un bocadillo de ternera con cebolla (la cebolla en realidad no estaba y el pan resultó algo blandurrio).

En general, salimos de allí doblemente felices: la selección estaba en semifinales y los tercios habían logrado despertarnos la chispa necesaria para continuar la noche del sábado con el mejor de los ánimos! Eso sí, nos costó dar con el precio exacto del tercio+tapa porque la subida del IVA nos despistó bastante. Está claro que en El Zaguán no han perdido el viaje…

 

Estrenamos Página en Facebook!

4 Jul

Hemos abierto una página en Facebook para que en ella podamos reunirnos tod@s l@s fieles a la cultura del quinto y tapa!!

Quinto y Tapa en Facebook

A través de ella os mantendremos al corriente de las nuevas actualizaciones. La siguiente está ya muy próxima!!

Quinto y Tapa

Carolina, trátame bien, tráeme otro quinto…No me dejes con sed…

2 Jul

Comenzamos!

Local: Quinto y Tapa La Carolina “Auténticas tapas de Jaén”

Dónde: Avda. de la Reina Doña Sofía – CC. Las Américas (Torrent)

Cuándo: Sábado 26 de junio de 2010

Hora: 21.30

Terraza:

Cerveza: Aguila AMSTEL

Precio: 8 quintos (6) + bravas (3,5) + sepia (6) = 15,50 € / quinto + tapa = 0,75€

Paladares sedientos: Quinto y Tapa

Lo cierto es que si un@ vive por la zona baja de Torrent, darse la caminata hasta el Centro Comercial Las Américas para poner a prueba un reciente local que hace del concepto “Quinto y Tapa” el principal reclamo de su rótulo, bien merece una buena recompensa materializada en una cerveza bien fresquita con su respectiva suculenta tapa.

Eso fue, al menos, lo que pensábamos Quinto y Tapa cuando el pasado sábado decidimos vencer nuestra habitual desgana por el ejercicio físico y recorrer todo el paseo de la Avenida, por el centro, como dos buenas “señoras” del Facebook para probar suerte con La Carolina, un local que descubrimos por casualidad hace unas semanas y por el que teníamos cierta curiosidad.

Llegamos y conseguimos mesa en la terraza. Los dos primeros quintos con su correspondiente tapa llegaron pronto, aunque se olvidaron de los tenedores. La primera tapa que nos trajeron consistió en tres trozos de carne no identificados (aunque uno de ellos concluimos que era una punta de ala de pollo, que así sin más, sin el resto de la extremidad, pues no mola rosegarla ni nada) acompañados de patatas fritas congeladas… y no sólo porque fueran de bolsa, sinó porque también estaban bastante frías.

La cosa se fue complicando después. Cuando te traían la tapa de un quinto, ya tenías que pedir el siguiente. Íbamos por la tercera cervecita y en la mesa continuaba vacío el plato de la primera tapa, mientras el camarero que nos atendía fumaba tranquilamente en la barra interior. Así que, al ser de nuevo advertido de que nos debían dos pinchos, nos trajo tapa doble de sandwich mixto para salir del paso. Los clientes de las mesas de alrededor también mostraban abiertamente su desagrado por la tardanza del servicio y los aparentes “olvidos” del camarero, lo que empeoraba el ambiente y la atmósfera general. Además, no tenían calamares, cuando es uno de los elementos imprescindibles de cualquier bar (¡no son anguilas de l’Albufera!). La cuarta y definitiva tapa la podéis juzgar vosotr@s mism@s.

Al ir a pagar, no nos dieron el tiquet de la cuenta, pero haciendo cálculos, hay que destacar que un quinto más su “tapa” son 0,75€ (a no ser que también se olvidaran de contarnos alguna ronda). Un precio muy asequible, pero tal vez sea mejor cobrar un poco más y ofrecer más calidad y mejor servicio.

 

Bienvenid@s amantes del quinto y tapa!!

30 Jun

¡Ya estamos aquí para descubrir nuevos lugares donde las cervezas siempre van acompañadas de una buena tapa!